AutorNoemí Kú

Día mundial del Turismo de la OMT

Turismo

 

 

Día mundial del Turismo de la OMT

 “Cada vez que viajamos, somos parte de un movimiento mundial que tiene la fuerza de impulsar cambios positivos para nuestro planeta y nuestra gente”

Taleb Rifai. Secretario General de la OMT

Cada 27 de septiembre desde 1980  se celebra el día mundial del turismo a cargo de la OMT, este año se presentó bajo la temática Turismo Sostenible como instrumento del desarrollo,  el cual posee tres pilares de la sostenibilidad el aspecto económico, social y medio ambiental. 2017 se ha seleccionado Doha (Qatar) país situado en una pequeña península en el golfo Pérsico, caracterizado por ser un país de contraste entre pasado y futuro donde los rascacielos y parques modernos hacen contraste con los majestuosos paisajes desérticos para llevar a cabo esta magna celebración. Este país en el 2011 desarrolló la Visión Nacional de Qatar para 2030 orientar sus planes de desarrollo y diversificación económico sostenibles a largo plazo (OMT, 2017). Esta conmemoración tiene el propósito de  sensibilizar a las comunidades internacionales el valor cultural, social político, económico y la importancia del turismo para el desarrollo económico.

Día Mundial del Turismo en la Universidad Tecnológica de Cancún.

En nuestra Universidad Tecnológica de Cancún celebramos este día con diversas actividades con el objetivo de promover el desarrollo sostenible en los estudiantes, concientizándolos que en un futuro sus proyectos se basen en valores y principios sostenibles.

Nuestra primera participación fue el día 22 de septiembre con la presentación  del Atlas de Turismo Alternativo en la Península de Yucatán en el cual se presentaron los proyectos turísticos realizados por las comunidades en la península  de Yucatán, la conferencia estuvo a cargo del Doctor Samuel Francios Jouault, quien formó parte de las investigaciones documentadas y nos  mencionó los diversos pasos a seguir para lograr proyectos comunitarios.

 El 24 de septiembre se enfocó al deporte y la conciencia ambiental;  se combinaron en un mismo día y a las 7 de la mañana se inició en nuestras instalaciones la carrera “Hagamos del turismo una meta” con la participación de la comunidad estudiantil y público general. Se participó en caminata de 3 km y la carrera de 5, 10 y 20 km, en ramas varoniles y femenil. Al mismo tiempo se realizó la limpieza de Playa Tortugas  donde estudiantes de la UT se dieron cita para apoyar a Ocean Conservancy en la recolección de basura y concientización en la protección del medio ambiente para fortalecer a su vez  la buena imagen de nuestro destino turístico

Y por supuesto el lunes  25 se realizó el evento de inauguración a conferencias y talleres. La división de turismo se vistió de fiesta con estudiantes de la Carrera de Hotelería, Desarrollo de Productos Alternativos y Turismo de Salud y Bienestar donde hizo acto de presencia  nuestro rector  Julián Aguilar Estrada, cuyo mensaje en su discurso fue de gran enseñanza ya que nos invitó a ser los futuros empresarios y formemos parte del desarrollo de un turismo sostenible tomando como base los valores institucionales: compromiso, justicia, confianza, respeto, responsabilidad, integridad, honestidad, igualdad y tolerancia.

Al término, se invitó a los participantes a escoger un taller, Clase de Yoga fue impartida por el Ing. Cristian Ivan Diaz Azocar, este taller trato sobre el equilibrio de la mente y el corazón, como parte de la iniciación del día teniendo como objetivo encontrarse como persona a través de ejercicios.

Así como también el taller de Maridaje emocional a cargo del sommelier Gladiel Olmos, esto permitió conectar los 5 sentidos con los alimentos, ya que en palabras del sommelier  “Podemos disfrutar de los alimentos hasta con los oídos”.

Este día estuvo lleno de productividad para todos los participantes, ya que de una manera interactiva obtuvieron conocimientos y sobre todo se logró el objetivo de esta celebración de nivel global: Darle más importancia al turismo en base a los pilares de la sostenibilidad. Como alumnos estamos ansiosos de conocer la temática del próximo año y sobre todo promover este día para que sean más los participantes e interesados para tener una misión en común: desarrollar el turismo, con el objetivo de contribuir en el crecimiento económico, entendimiento internacional, la prosperidad internacional y la paz mundial. (ONU)

Grupo, Equipo, Proyecto

Descripción de autores.

Jairo Alejandro Canto Dominguez. Matrícula 16357020. Estudiante de la Ut Cancún en la carrera a nivel TSU en la división de Turismo “Desarrollo de Productos Alternativos”, originario de la ciudad de Tizimín Yucatán con 25 años de edad, con intereses en emprendedurismo turístico con bases sustentables y gusto por ir al cine en mis ratos libres.

Brenda Santes Pasaran. Estudiante en la división de “Desarrollo de Productos Alternativos” con matricula 16352096, originaria del Estado de México, con 20 años de edad, mi gusto es ver documentales de avances tecnológicos y estudios científicos. Mi principal interés es la investigación y aportar a la sociedad un legado, un bienestar.

Autores video.

Wilbert David Roblero Chi. de matrícula 16357038. Estudiante de la ut Cancún en la carrera “Desarrollo de Productos Alternativos”, originario de la ciudad de Cancún Quintana Roo con 19 años de edad, con intereses en Animación, redes, diseño, biología y turismo comunitario.

Donato Jadir Lopez Cab. Matricula 16357029. Estudiante de la Universidad UT de Cancún,  de la carrera Desarrollo De Productos Alternativos, originario de la Ciudad De Chetumal Q. Roo, con 24 años de edad, mis intereses en la actualidad es desarrollar un plan de trabajo para las comunidades con el fin de fomentar un turismo sostenible.

Querido viajero,

viajes, cultura, sabores

Querido viajero,

Tengo tanto que contarte y me frustra olvidarlo, que no lo veas, que no tengas mi misma cara de sorpresa con la majestuosidad de colores, aromas y sabores.

Fueron bastante intensas las jornadas: clases en otras escuelas, entrevistas con profesionales, visitas largas en las ciudades con travesías, a veces, de 8 horas. He caminado muchísimo, hasta quince kilómetros diarios, a veces con lluvia, a veces con calor de cuarenta grados centígrados, a veces con mi némesis, el frío.

Cada día traté de aprender de toda la cultura que me brindaron de su hospitalidad, pues es demasiada la riqueza que nos muestran sus asentamientos, aunado a lo que nos muestra socialmente su gente. Es abrumador todo lo que se quiere aprender en un viaje: gastronomía (memorizar sabores, recordar recetas, aprender costumbres), lenguaje (acentos, canciones, tradiciones y costumbres), crear el mapa mental de dónde estoy, organizar mi economía en una moneda diferente (se gasta más de lo que se planea, recordando “una vez en la vida”), revisar los lugares que no me puedo perder (“tanto por conocer y tan poco tiempo”), lidiar con mis roomies (en algunas ocasiones he tenido que compartir la habitación con más de una persona), lidiar con riñas… Todo mientras hago las tareas y encargos.

Pero todo valió la pena.

Las grandes experiencias que los expertos me compartieron significan errores que no cometeré. Su sabiduría y conocimiento me lo llevo conmigo. Pero no es todo, también, ​me ha sido muy fructífero observar el desarrollo de clase de otros profesores en todas y cada una de las universidades que visité. Hay tanta diferencia con aquellos docentes  que he tenido. Un lenguaje diferente. Una técnica diferente. Una pasión diferente. Toda una inspiración.

Cada paraje en el camino es interesante y único. Los hermosos arrozales, líneas verdes y plateadas de campo por el brillo del sol en el agua; las vistas desde los miradores de todas las murallas son sacadas de una película: el color del mar y el reflejo en las rocas hacen un acuarela precioso; la fusión de elementos en la arquitectura de cada pared, llena de lugares por visitar y leyendas qué probar; ciudades llenas de vida, confeccionadas con miles de luces por la noche.

Querido viajero, tienes tanto que ver, escuchar y sentir: el silencio de la mezquita catedral de Córdoba, la belleza arquitectónica de Notre Dame de París, visitar StreetXO para degustar de las comidas más modernas en compañía de un amigo, sufrir insomnio mientras viajas en tren de Tánger a Marrakech, pasear por el mercado de San Miguel para dejarme guiar por un exquisito gourmet en la más pura gastronomía madrileña, el viento frío de la torre Eiffel por la noche cobijado sólo por las miles de luces bajo ella, comer mejillones en Brusselas cerca de la Plaza Grande, ​sentir el aroma de cientos de flores diferentes en el jardín Majorelle o de cientos de hierbas y especias en el mercado judío de las especias en Marruecos, escuchar las tunas (trovadores) fuera de la catedral celebrando a los recién casados con la melodía “viva España”, disfrutar la crème brûlée de Los Dos Molinos a escasos kilómetros del Sagrado Corazón, la tradición fallera de Valencia relacionada con las esculturas que se hacen de madera y papel para las fiestas de marzo y que se queman simbolizando la despedida de lo viejo, el mirador de San Nicolás ambientado con sus guitarras callejeras, comer crepas de mantequilla de azúcar o salmón en la calle, observar el tableado flamenco en Córdoba, donde he aprendido más sobre el baile y me he enamorado de su dinámica, pues en su forma pura y sus fusiones (como tango flamenco, por ejemplo) se observa la sensualidad, energía y osadía del cordobés golpe a golpe de tacón. Todas experiencias inolvidables. Todas sensaciones de las que jamás me quisiera separar…

Querido viajero, no olvides de escaparte a conocer lo que tu corazón necesite. En cada lugar sentí algo particularmente profundo. Miré hacia atrás. Sentí cómo todo me dejó algo. Sentí una pasión muy grande por la cultura, por conocerla, por dejar que mi piel se erice por las mismas minucias que a cada persona le causa su comida, sus canciones, sus bromas, sus juegos. Sentí una gran necesidad de seguir viajando; de esforzarme por darme el placer de conocer más y más. En cada paso me enamoré de viajar. Tengo ganas de que sientas lo mismo de ese instante efímero en el espíritu. ¿Tú Quieres viajar?

Foto Carlos M. Vélez Villar

Carlos M. Vélez Villar