El Inicio de la Gastronomía

Gastronomía cavernícola

El Inicio de la Gastronomía.

Caza cavernícola

Es muy importante conocer cómo surgió el inicio de la Gastronomía y la importancia que tuvo la alimentación en la evolución del hombre. Si quisiéramos definir quiénes somos, ¿no crees que deberías conocer la historia de nuestros ancestros?

Érase una vez el comienzo de la historia, hace unos siete millones de años A.C. aproximadamente, cuando se comenzó con ese andar bípedo de nuestros ancestros Australopitecus, que dieron origen en África. Posteriormente hubo diversas evoluciones en el hombre que se dieron paulatinamente en diversos lugares como: el Africanus, el Garhi y el Robustus, entre otros que se fueron dando poco a poco con el paso del tiempo, y que hoy por hoy gracias a los arqueólogos, antropólogos y personal calificado para estudiar restos, vasijas, entre otros… podemos conocer parte de la evolución del hombre.

Se dice que el hombre en un principio fue vegetariano, puesto que consumía cereales, bayas, frutos que caían de los árboles y posteriormente cuando se acabaron ciertos alimentos de los cuales estaban acostumbrados, iniciaron desplazándose a otros lugares en busca de alimentos… Con el paso del tiempo y la necesidad de alimentarse, empezaron a consumir las vísceras de los animales muertos (cabe mencionar que los animales se alimentaban de plantas), por lo que estos restos eran ricos en nutrientes por la alimentación que éstos tuvieron. Poco a poco fueron evolucionando hasta que el hombre por necesidad conoció otros lugares para alimentarse e iniciar con otra etapa evolutiva como lo fue el Homo Habilis u hombre habilidoso, éste en particular recibió el nombre por el gran número de herramientas de piedra que se encuentran habitualmente, junto a sus restos óseos, ya que utiliza sus herramientas para separar la carne de los huesos y extraer el tuétano, y para desenterrar raíces y tubérculos y cortar madera o vegetales de gran dureza.

Gastronomía cavernícola

Así mismo llegó el fuego en las primeras civilizaciones entre el Robustus y Ergaster, el cual permitiría al hombre la preparación de ciertos alimentos, y se dice que  estos restos analizados con técnicas muy sofisticadas muestran que fueron sometidos hace miles de años a temperaturas superiores a los 600°C, algo que sólo se puede conseguir en hogares que concentren la acción del fuego y que no es posible alcanzar en incendios accidentales donde no supera los 300°C. Ésta evolución ya controlaba el fuego aunque se desconoce si lo sabían encender. Con la llegada del fuego permitiría que el hombre consuma mejor los alimentos y así mismo permitiera un mejor sabor y una suavidad en la carne que a su vez, al masticar y utilizar la mandíbula, logrará la evolución del hombre permitiendo que el cráneo se esparza y de paso a expandir el cerebro, permitiendo así que se logre pensar y evolucionar como actualmente lo somos.

la caza y el fuego

Como al inicio se comentó, la Gastronomía nace en primer lugar por la necesidad de alimentarse, pero luego surgió la necesidad de satisfacer nuestro paladar al combinar ciertos frutos o bayas y cereales que permitirá en nuestra boca una explosión de sabores que al combinarlos diera como surgimiento nuevos sabores a los cuales no estábamos acostumbrados.

Todos se preguntarán ¿por qué es importante hablar de la prehistoria?, pero como gastrónomos es sumamente interesante, ya que gracias a la alimentación y la necesidad del hombre por satisfacerse, se adaptó fácilmente en diversas partes del mundo que dio lugar a diversas civilizaciones y que gracias a éstas podemos contar parte de nuestra historia.

Dato curioso:

El cerebro del homo habilis era mucho mayor que el de los Autralopitecos, ya que llegó a alcanzar los 650 cm3 y que se observó que había una zona esencial para el desarrollo del lenguaje, con ello y la evolución llegó el homo Ergaster cuya especie evolucionó más pues cuya cavidad craneal  media alrededor de 850 cm3, parecidas al del hombre moderno, con antecedentes de una combinación entre el Asia y Europa (recordemos que con el andar de diferentes manadas por así llamarlas, en diversas partes del mundo, varios tipos de civilizaciones se encontraron y se fueron mezclando para iniciar una nueva evolución, así como intercambio de cultura, técnicas y alimentos que se dieron en diferentes lugares).

Referencia: El Animal que cocina, Angúlo Eduardo, Primera edición 2009, Editorial 451.

Caza cavernícola


 

Autora:

UT Blogger Chef Guadalupe

Lic. Ma. Guadalupe González Martínez.

Profesora de tiempo completo.

División de Gastronomía.

Acerca del autor Ver todas las publicaciones Autor de la página

UT Bloggers

Administrador General

Comentar

Tu correo no será público